Qué son Influencers virtuales? | Influencers tradicionales y virtuales

Influencer virtual – la nueva moda de Instagram, Facebook, Pinterest, YouTube, etc.

Si ya conoces la figura de los influencers tradicionales, estás más cerca de entender qué son los influencers virtuales. En sí cumplen la misma función, pero hay mucha diferencia entre ambos.

Esta figura ha aparecido para ayudar a las marcas a generar engagement con su público, captar la atención de nuevos seguidores, darse a conocer y conseguir nuevos clientes.

Por tanto, forma parte de las tácticas que se ponen en marcha para ejecutar estrategias que acumulan miles de seguidores, lo cual se traduce en una vía de generación de ingresos muy potente. Pero veamos de qué se trata con más detalle.

La definición «influencers virtuales»

En FLIN & ASOCIADOS te explicamos:

Se trata de personajes ficticios, o robots con aspecto humano, creados a partir de la inteligencia artificial, y que se usan para hacer publicidad de grandes marcas.

Se les ha proporcionado una personalidad propia y, en su configuración, se han añadido los valores y gustos del segmento al que se dirigen para conectar mejor con su audiencia. Por ello, además de realizar campañas de promoción de productos y servicios para las empresas, se usan para dar difusión a temas de interés social.

¡Los influencers virtuales se han convertido en las “personas” más influyentes de Internet!

Algunos de ellos tienen hasta un millón y medio de seguidores en Instagram y Facebook.

Pero… ¿sabes por qué acumulan tantos seguidores? Pues porque detrás de cada uno de estos personajes hay grandes estudios sobre los arquetipos y estereotipos que más atraen al segmento del mercado que se dirigen. Se podría decir que son creados “a medida”.

De ello se encargan las empresas de robótica, que trabajan para dar la posibilidad a estas marcas de acceder a los beneficios que implica contar con un influencer, sin tener que lidiar con los inconvenientes propios de este tipo de colaboraciones.

Influencers vs Influencers Virtuales

Ambas figuras van a tener que coexistir en un mismo mercado y van a tener que adaptarse a sus nuevas necesidades. Y es que, a los influencers que conocíamos les ha salido competencia.

Pero… ¿qué opción será mejor? Veamos ahora sus diferencias:

– La personalización

Los seres humanos ya traemos una personalidad propia que se va construyendo a lo largo de nuestra vida, y eso no se puede modificar.

Sin embargo, en el caso de los influencers virtuales es totalmente manipulable, pudiéndose adaptar a los gustos y valores que demanda el público objetivo de una marca. Eso genera más conexión.

– La exclusividad

Los influencers tradicionales suelen trabajar con varias marcas al mismo tiempo, y no son únicamente reconocidos o asociables a una de ellas.

En cambio, los virtuales, pueden ser creados en exclusividad para una marca y vivir ligada a ella por siempre.

– Resultados medibles

El hecho de poder manejar y controlar cómo actúan, qué hacen, cuándo y dónde, hace posible que sea más sencillo controlar los resultados que generan los influencers virtuales que los tradicionales.

Esto es así porque el robot en cuestión pertenece a la empresa, mientras que una persona real no.

– La idealización

Aunque el mundo de las redes sociales está un poco idealizado en sí, hay que ser cuidadosos con presentar personajes poco realistas o demasiado perfectos.

Esto más que atraer al público objetivo, es probable que lo aleje. Puede ocurrir con ambos tipos de influencers, pero sería más fácil en el caso de los virtuales.

– Facilidad en el trabajo

Está claro que las personas tienen unos límites de productividad, solo podemos trabajar determinadas horas al día. Pero una máquina no tiene esos límites, nunca están cansadas ni pueden negarse a realizar ningún tipo de actividad.

– El engagement

A pesar del éxito de los influencers virtuales, los de carne y hueso todavía generar un mayor engagement.

No obstante, las tendencias señalan que esta distancia se acortará y que, en el futuro, estos robots tendrán un papel aún más importante en las estrategias de marketing online.

– La confianza

La tecnología que se usa para la creación de estos robots, puede despertar ciertas inquietudes sobre su uso.

Es decir, puede existir la duda sobre si nos están manipulando a través de ellos, o se están usando de forma ética. En caso de engaño las más perjudicadas serán las marcas.



Reflexión sobre el futuro de los Influences Virtuales

La tendencia indica que las estrategias de marketing digital de los próximos años van a estar protagonizadas, en buena parte, por influencers creados a partir de inteligencia artificial.

Es cierto que falta regulación sobre este asunto, especialmente sobre la obligatoriedad, o no, de informar al usuario si está tratando con una persona o con un robot. No obstante, es algo que cuando la tecnología esté más avanzada seguro que tendrá respuesta.

Parece ser que las grandes marcas ya están apostando por los influencers virtuales, y lo más probable es que detrás lo hagan muchas otras. Por su elevado coste no sabremos si será algo al alcance de todas, pero quizás se den las condiciones idóneas para que todos nos podamos beneficiar.

Si quieres saber más sobre nuestro servicio de gestión de influencers o marketing en redes sociales, por favor contacta con un miembro de nuestro equipo. Muchas gracias.