¡Increíble! Dentro del coche más rápido del mundo (a 450 km por hora)